viernes, 11 de enero de 2008




Hoy he vuelto a sentirme niño, a soñar que volar es posible, aquello que el mítico Luis Miguel Arconada Echarri me enseñó cuando yo soñaba ser como él. Hoy he vuelto a disfrutar con el fútbol. Hoy gracias a ti amigo Luis me he trasladado en el tiempo, he vuelto a ponerme tus clásicas medias blancas y esa camiseta que me regalaste en tu casa de Donosti, sí la de la Eurocopa 84 de Francia. Hoy he vuelto a ser Arconada, aunque la verdad es que siempre me he sentido Arconada.
Gracias a los amigos que van dejando videos tuyos en youtoube y a ese archivo de mi colección propia he vuelto a amar el fútbol, he vuelto a querer ser futbolista, a soñar ser Arconada, a sentir ese cosquilleo especial que sentía cada vez que te veía saltar a un terreno de juego. Hoy he vuelto a verte volar, mandar, sacar ese genio tan característico tuyo. Te he vuelto a ver en la Eurocopa 84 de Francia ante Alemania, dejando impotentes a los germanos, en el que para mí ha sido sin lugar a dudas el mejor partido de tu trayectoria deportiva con la selección española.
He disfrutado con tus paradas en las semifinales ante Dinamarca, y he vuelto a ver la final ante Francia. Como siempre me quedo con tu brillante Eurocopa donde fuiste elegido el mejor portero del campeonato pese a ese error que tantos se han encargado de recriminarte pese al paso de los años.
He vuelto a jugar esa final de Copa ante el Atleti en la que con tus paradas y los dos penaltis detenidos nos hiciste campeones. He rematado con Zamora, al igual que lo hicimos todos los realistas aquella lluviosa tarde de Gijón donde ganamos la primera Liga.
Pero sobre todo he vuelto a disfrutar, a amar el fútbol, a entender porqué este deporte me hacía vibrar tanto. He vuelto a sentir ilusión, he recordado porqué te dije esa frase el día que me dijiste que te retirabas y a la que me respondiste: "Estás loco". ¿La recuerdas? Te dije: "Luis el fútbol sin ti no será lo mismo, porque para mí siempre habrá un antes y un después de Luis Arconada, el mejor portero de toda la historia del fútbol".
¿Y sabes qué? 19 años después de tu retirada todo sigue igual. Porque el fútbol sin Arconada para mí... no es fútbol.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Grandioso José Miguel,ha valido la pena esperar para ver esta maravilla.Contigo las sorpresas siempre son agradables y sobretodo si tratan del coloso de Atocha,don Luis Arconada.
Me identifico totalmente con las líneas que has escrito,resumiendo las grandes victorias del más grande de los porteros,porque como dice don José Miguel Muñoz, desde 1989 ningun portero para mí y todos los que admiramos al legendario pulpo,no hay nadie que haya igualado en calidad,carisma,amor a unos colores y caballerosidad al más grande de los guardametas que el fútbol ha dado,don Luis Miguel Arconada Echarri,el uno de los unos.
Gracias José Miguel por seguir engrandeciendo al gran Arconada y gracias Luis por seguir siendo tan grande porque aunque siga pasando el tiempo,nunca nos cansaremos de ver los partidos que nombra el gran José Miguel, donde pudimos comprobar quien es el más grande de los unos.

No pasa nada,tenemos a ARCONADA

Anónimo dijo...

suskribo la totalidad del texto de José Miguel, enorme, poko hay mas k añadir...y es ke, komo bien dices, el futbol, sin Luis, ya no es futbol....

Anónimo dijo...

Grande José Miguel, tan grande como nuestro añorado Luis. Has tardado en regalarnos otro artículo pero vaya maravilla. Me has hecho llorar recordando con esos videos al querido don Luis.
Gracias por mantener vivo su recuerdo para todos esos que le atacan a destajo.
Josetxo

Carlos dijo...

José Miguel; la lectura de tu último texto me ha inundado de recuerdos. Para mi también, Luis Arconada es un referente. El fútbol sin Luis Arconada ya no es fútbol, porque nadie dificilmente llegará a dignificar como él la profesión de futbolista (y de guardameta). Dijo un día; (lo tengo grabado, y me lo aplico todos los días); "lo que debe hacer un profesional con su trabajo es tratar de dignificar su profesión...". La formalidad, la seriedad, la medida de las palabras y de los gestos, el honor de un escudo y de una camiseta, el ejemplo y también, como no, el reconocimiento de los errores. Ese fue y es Luis Arconada. Decidme; ¿hay alguien en el fútbol actual que pueda ser representativo de tan sabios valores?...Gracias, D. Luis Arconada, por lo que nos has hecho soñar y por lo que nos has enseñado y nos enseñas. Gracias José Miguel, por acercárnoslo aún mas.

Spender dijo...

Saludos, con un escalofrío de por medio, de un joven realista. A pesar de mi juventud, recuerdo aquel día en que se retiró como si fuera ayer.

Gracias.

Enrique dijo...

Saludos. Muy bien el artículo. Lo suscribo y añado más. El otro día viendo un partido por la tele de mi equipo, me di cuenta de la diferencia de cuando jugaba Arconada. Ahora quiero que mi equipo ataque, no vaya a ser que nos metan gol..Antes, tanto con la Real, conmo con España..estaba deseando que el contrario tirara a puerta para ver a Luis. Naturalmente, eso demuestra que no temía al contrario, pues sólo estaba pendiente de una parada suya, un gesto, etc. Mi confianza era total. Cuando el rival no nos disparaba a puerta, estaba decepcionado. I LOVE ARCONADA.El mejor portero de todos los tiempos.

Anónimo dijo...

Me has emocionado, José Miguel. He encontrado tu blog buscando información sobre el gran Luis Arkonada para que mi hijo de 11 años pudiese realizar un trabajo acerca de “su héroe”. Fijaos, 11 años. Mi hijo es portero en el equipo de futbito de su colegio y quiere ser como él. Y ya van 20 años desde que se retiró

Todo lo que conoce es por lo que yo le he contado y “Don Luis” es su héroe. Supongo que la pasión que siento por la Real en general y por nuestro portero en particular y ver mis ojos emocionados cuando le hablo del fatídico partido de Sevilla, del minuto de Gijón o de los penaltis de Zaragoza ha sido suficiente para engancharle. Creo que hasta esto es mágico en Arkonada.

Os podría contar mil recuerdos de mi Real y de Arkonada, pero me voy a quedar con dos.

El primero es el último partido de la temporada 1979-1980. Tenía yo 14 años. Tras el partido de Sevilla (jamás olvidaré el nombre de Bertoni) tocaba recibir al At. de Madrid. Se ganó 2-0 que no sirvió de nada. Pero recuerdo una jugada en la que con Arkonada en el suelo, el hoy entrenador del Madrid, Bernd Schuster, solo tenía que empalmar a gol y todavía hoy no se de donde, apareció Arkonada volando con su habitual estirada felina para detener el balón. Tras acabar el partido con la Liga perdida los jugadores tuvieron que salir a saludar a una afición agradecida y emocionada

El otro, por supuesto, la final de copa de 1987 en Zaragoza, donde bajo un insoportable calor, miles y miles de gargantas entonaron el ya famoso “no pasa nada tenemos a Arkonada” y el simplemente detenía el último penalti. Simplemente lo que tenía que hacer. Todavía hoy se me erizan los pelos de pensarlo.

En fin, que Luis era único, y por mucho que el no quiera (en eso también era único) estaría encantado de leer esa biografía y dársela a conocer a mi hijo para que intente ser como él con su trabajo, su tesón, su saber estar y su compromiso con un escudo, unos colores y una ciudad. Yo, por si acaso, ya le he enseñado lo que significa llevar las medias blancas y nunca le faltan en su equipación

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que has escrito José M. Si pudiese me encantaría volver a ver vídeos de Arconada, ¿ Alguien me puede decir donde puedo conseguir aquel reportaje que le hizo Alfonso Azuara por el año 1983 ?. Gracias José M. por todo el trabajo. Besos desde Mondoñedo ( LUGO ).

Anónimo dijo...

Aún recuerdo aquel regalo que me hicieron cuando tenía 13 años, es decir, hace 27.A través de una amiga me hicieron llegar una foto de mi ídolo dedicada para mí.Fuí a una fotocopistería, la plastifique y aún la conservo.De pequeño y hasta ahora solo he tenido un ídolo en mi vida y ese es D.Luis Arconada.Le quise emular siendo portero (no se me daba mal hasta que una patada me rompió la tibia con 19), compraba todas esas revistas que aparecen en el blog, vestía como él, forraba los libros con sus fotos e incluso me decían que me parecía físicamente.Quiero recuperar un artículo que aparecía en la primera página de ese dominical escrito por Elías Querejeta o Chillida, no lo recuerdo bien.Solamente me acuerdo del final...era un sueño, era Arconada.
Posteriormente, nos hemos conocido jugando al pádel y me he enfrentado contra él sintiendo tanto respeto que no acertaba a mirar la bola sino a disfrutar de tener en el otro lado de la pista al único ídolo que he conocido.
Simplemente quería dar las gracias por crear este blog y recordar quien ha sido el más grande.
Un saludo desde Gasteiz de un portero aficionado.

Anónimo dijo...

ÉL VUELO
Atardecía, y la Real ganaba por 5 a 0 a un equipo vestido de rojiblanco y ancestral representante de los afanes futbolísticos de una ciudad costera situada al oeste de San Sebastián.
Casientre dos luces se jugaban los últimos minutos de partido. Hasta esos minutos, la Real les había dejado venir, les había dejado llegar hasta la zona de su conveniencia, para allí y una vez arrebatado el balón, montar en un santiamén el arma aguda, precisa y sútil del contraataque.Pero fué en ese minuto, en el 87........La pelota rebotó en la espalda del centrocampista blanquiazul y fue a parar mansamente a los pies del delantero centro rojiblanco...el zambombazo no se hizo esperar. Y fue entonces, y sólo entonces. El portero blanquiazul, que estaba al cuidado de la parte izquierda de su portería, saltó, dobló,ya en el aire, su cuerpo, y voló.
Para algunos de los que lo vieron, aquella fué la palomita más bella de cuantas se recuerda.Además el gol no llegó al marcador.
El delantero centro cayó al suelo de rodillas ...deslumbrado , y dicen que dijo:"no es un portero, es un milagro" Era ARCONADA
Este artículo, lo escribió Elias Querejeta en un suplemento del País, allá por el año ochenta y tantos.
Es mi manera de rendir homenaje a Don Luís. Gracias